¿Cómo incendiar la pradera?

 

                                      

 La realidad no se transforma o se altera por  simple capricho, como la  pradera no se enciende con solo con accionar un fosforo. Es un acciona simple que deberían entender  políticos y empresarios que consideran  que, poseen tanto poder como para  abrir un surco en medio del mar  y cerrarlo a su antojo.

Contra el Gobierno del presidente Danilo Medina se ejerce todo tipo de  presiones o chantaje proveniente de los más diversos intereses, la mayoría con proas  puestas en dirección contraria al interés común.

Esos grupos pretenden imponer una agenda propia y extraña sustentada en  la absurda pretensión de que el Gobierno y el Estado  estén solo disponibles para su exclusivo provecho político y económico.

A pesar de que la sociedad requiere con urgencia que su liderazgo desarrollo un ejercicio dialogante que tenga como fruto un Paco Eléctrico y otro fiscal, esos litorales políticos y empresariales prefirieron impulsar r un tipo de confrontación que en vez de fortalecer diezme al espacio democrático.

En un altísimo sector empresarial se creó un engendro denominado Iniciativa por la Consolidación Democrática, que partió de la falsa premisa de que  aquí  colapso el sistema electoral y de que la conducción del Estado no se puede dejar en manos de los políticos.

En esa misma dirección, un bloque opositor, integrados  en su mayoría por entelequias de  izquierda y derecha, pretende despojar al Congreso de la Republica de su facultad constitucional para  escoger a los miembros de las Altas Cortes, de la JCE y de la Cámara de Cuentas.

Esos sectores empresariales y políticos, incluidos grupos de la mentada Sociedad Civil, tienen en común su  desprecio por el dialogo, visión sesgada de la voluntad popular y  vocación sumisa al poder extranjero, razón por la cual  respaldan todo tipo de intervención  de imperios y metrópolis  en los asuntos del fuero soberano nacional.

Esa gente presiona para que el Senado escoja a los miembros de la JCE y del TSE, a imagen y semejanza de sus propios intereses, impulsan  un boicot al proyecto Punta Catalina y ocultan el drama de la evasión y elusión fiscal.

Aun así, la economía crece 6.9% en completa estabilidad, a pesar de los esfuerzos mediáticos y activos para alterar el mercado cambiario, y el Gobierno se afana por redistribuir los pocos panes y peces que ingresan al Presupuesto Nacional.

La realidad objetiva no se altera ni se cambia   solo por caprichos políticos o por enorme provisión de riquezas concentradas en pocas manos. Eso deberían saberlos títeres y titiriteros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s