Erika

Sin importar la intensidad mayor o menor que  haya  tenido la tormenta Erika en su ingreso al territorio nacional, la única  forma de prevenir mayores daños es con  la absoluta obediencia de la ciudadanía  a las recomendaciones o avisos que emita el Comité Nacional de Emergencia (COE), incluidos los traslados o desalojos de familias asentadas a orillas de  ríos y cañanas y  en laderas de  estribaciones.

A su paso por  la isla de Dominicana, en las Antillas Menores,  Erika causó al menos cuatro muertes y  severas inundaciones que arrasaron viviendas  e instalaciones públicas, aunque su cruce por territorio de Puerto Rico  se limitó a fuertes lluvias con  vientos moderados.

Aunque anoche, el COE declaro en alerta roja a nueve provincias, hoy ese nivel de alerta extrema  abarca a todo el territorio, en razón de que la tormenta cambió bruscamente su  dirección para penetrar   en tierra  firme entre Isla Saona y el Gran Santo Domingo con su secuela de fuertes lluvias intensas y  vientos moderados a intensos.

El ministerio de Educación dispuso suspensión de docencia ante  el mal tiempo y la eventualidad de que  algunas escuelas  sean usadas como refugios  para  familias trasladadas desde zonas de alto riesgo. No pocas empresas y dependencias oficiales también suspendieron actividades para permitir que los empleados retornen al seno familiar y se coloquen a buen resguardo.

Miles de brigadistas y voluntarios  se distribuyen por toda la geografía nacional en el propósito de  auxiliar a la ciudadanía y divulgar los protocolos de mitigación de desastre, por lo que  esos buenos samaritanos  requieren de  completa y absoluta  atención de las comunidades.

Las autoridades no prevén una situación de catástrofe por el paso de la tormenta Erika, pero  han  adoptado todas las medidas posibles de prevención, incluida la activación de todas las emergencias hospitalarias,  y la disponibilidad de todo el personal militar y policial al servicio de la Comisión Nacional de Emergencia.

El lado positivo  de la inesperada visita de la tormenta Erika está relacionado con la mitigación de la cruenta y prolongada sequía que  agobia  al país y que ha causado la disminución de  cultivo y siembra de productos básicos de origen agrícola.

La Direccion de Meteorologia prevé  lluvias  intensas o moderadas hoy y mañana con relativa mejoría  para el domingo, por lo que  la población debe permanecer  en atenta  comunicación con  las autoridades a cargo del protocolo de mitigación de  desastre.

Los votos  y riesgos son para que ningún  evento  de tragedia  humana o material se produzca  durante  el paso de la tormenta por el territorio nacional, pero se insiste en  advertir que   que para que nada malo ocurra se requiere del buen juicio ciudadano y su  absoluta obediencia a los boletines que emita  la Comision nacional de Emergencia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s