Voz de aliento

El gobernador del Banco Central ha ofrecido la buena nueva de que la economía marcha viento en popa, impulsada desde el sector externo por un crecimiento moderado y sostenido del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos.

Como para despejar  todo tipo de duda en torno a tan categorice  afirmación, el licenciado Hector Valdez Albizu, dijo que la acreditada calificadora de riesgo JP Morgan ha ponderado también el comportamiento económico de Republica Dominicana.

Otra nota de alivio ofrecida por el titular de la Autoridad Monetaria ha sido  su  afirmación de que la tasa de cambio promedio  de RD$46 por US$1.0 no provocara alzas en los precios  ni mayores perjuicios a la economía, además de dudar que el tipo de cambio varié por encima de lo proyectado.

Después que el Poder Ejecutivo sometió al Congreso un proyecto de Presupuesto General definido por propios funcionarios como “muy apretado”, las declaraciones de Valdez Albizu sobre  las perspectivas de la economía resultan muy oportunas  y consoladoras.

El Gobierno ha cumplido cabalmente su meta de reducción del déficit fiscal, de 6.6% a 2.7% del PIB, en tanto que la meta consignada en  el Presupuesto de 2015, de llevarlo a 2.5% del PIB, aunque el monto de 630 mil millones de pesos, consignados  en la ley de Gastos no alcanza ni para afrontar el cumulo de urgencias nacionales.

Mientras economías como las de Brasil, Argentina, Venezuela, Costa Rica y Guatemala,  sufren percances  coyunturales, la dominicana  transita el camino de superar las proyecciones de crecimiento hechas por organismos multilaterales y  agencias calificadoras.

Se resalta como otro aspecto positivo el proyecto de ley que  elevaría  el nivel de capitalización del Banco de reservas de  RD$3,500 millones a RD$15 mil millones, lo que permitiría incrementar su capacidad de negocios,  consolidación  de su patrimonio y mejoría  en la calificación internacional de riesgo.

Las declaraciones  optimistas del gobernador del Banco Central resultan  en insumo efectivo  para  ayudar  al crecimiento y calidad de la inversión extranjera,  de las exportaciones y de la mejoría  del clima de negocio, en una economía  que como la dominicana requiere también de  elevadas dosis de aliento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s