El ADN de la crisis

Asesores de gremios empresariales creen haber localizado el ADN que causa todas las crisis económicas, para lo cual emplearon una formula muy sencilla que prueba que el incremento del Gasto Publico origina déficit fiscal, lo que obliga a mayor endeudamiento y esos tres factores causan insolvencia financiera.
Para prevenir ese mal también se aplica una receta muy simple: que el Gobierno gaste menos de los ingresos que recibe, así no incurriría en deuda ni habría riesgo de insolvencia. No he podido entender por qué un remedio tan eficaz no ha servido para curar las crisis de España, Grecia, Islandia.
Por no hacer caso a los economistas que descubrieron esa fórmula infalible, los gobiernos del PLD han provocado una situación de déficit fiscal y endeudamiento que propios descubridores y sus mandantes estiman camino a la insostenibilidad.
El economista Ernesto Selman ha advertido que la deuda pública dominicana ha crecido en los últimos 14 años en un 639%, ubicándose en US$23,977, pero olvido decir que el Producto Interno Bruto (PIB), creció en diez años de 22 mil a 61 mil millones de dólares. Se aconseja siempre relacionar siempre deuda con riqueza.
Otro dato interesante es el que revela que durante el último decenio la economía creció en promedio 5.5% del PBI, siempre por encima del porcentaje de endeudamiento, con excepción de 2009, cuando recrudeció la crisis financiera mundial, con incrementos en los precios del petróleo y de los alimentos.
La deuda pública se multiplico por siete en 14 años, pero el PIB se triplicó en un decenio, por lo que el porcentaje de endeudamiento en proporción al Producto no resulta catastrófico, máxime aun si según Thomas Piketty, la rentabilidad del gran empresariado es siempre tres veces mayor al promedio alcanzado por el PIB.
El axioma aquel de que el gasto público debe crecer menos que el ingreso, no es absolutamente infalible, pues de lo que se requiere es que el ingreso aumente en proporción a la riqueza expresada en el aumento del PIB real, o dicho de otra manera que la presión tributaria (ingresos en proporción al PIB), se expanda al menos de un 13.5% a un 18.5%.
El Gobierno ha demostrado que ejecuta un Gasto Publico basado en calidad y prioridad de la inversión, como es el 4% a la educación y la democratización del crédito o capital para fortalecer a pequeñas y medianas empresas, así como transferir más recursos a la Seguridad Social y al auxilio de la población vulnerable.
A la fórmula de gastar menos para disminuir déficit fiscal y endeudamiento, hay que agregarle, la de incrementar ingresos por vía de tributos a la riqueza y rentabilidad, redistribuir el ingreso para disminuir la pobreza (40%). No es lo mismo gastar menos de mucho que menos de poco, como ocurre ahora.

Publicado por El Nacional el 20 de julio del 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s