Dejen tranquillo a Leonel

Me parece muy peregrino afirmar que una nueva candidatura presidencial del doctor Leonel Fernández automáticamente uniría a la oposición política y que al mismo tiempo acarrearía un déficit de cuatro o cinco puntos porcentuales al Partido de La Liberación Dominicana (PLD), dizque por represalia de nuevos votantes.

Sería este el único país del mundo donde el principal partido de oposición olvidaría todas sus querellas internas con solo saber que el líder del partido oficial sería postulado a la primera magistratura del Estado, en cambio se mantendría dividido si otro mortal es el elegido. ¿Cómo es eso de que nos unimos contra uno y nos desunimos a favor de otro?

Eso de que los primeros votantes se irían contra Leonel es otra tontería sin sustento político o técnico, porque sería también la primera vez que un líder dueño de un discurso y una praxis asociada a la modernidad concita el rechazo del segmento de votantes entre 18 a 30 años. Tampoco ese criterio se deriva de algún hallazgo en las encuestas hasta hoy realizadas.

Una cosa sería decir que al PLD le conviene tal o cual de los aspirantes a la candidatura presidencial y otra muy distinta es afirmar que con un específico líder o dirigente se pierde o peor aún, señalar que una posible candidatura de Leonel une a la oposición y que la de otro la mantiene dividida. ¿Quiénes dentro de esos aspirantes marchan punteros en las encuestas?

A la membrecía del PLD le corresponderá escoger el candidato presidencial para las elecciones del 2016, con toda probabilidad de que el elegido saldrá victorioso, por la fortaleza electoral del Parido y la que el mismo postulante pueda aportar. Leonel y Danilo son los monstruos. En lo que hagan o dejen de hacer estará la diferencia entre victoria y derrota.

Es por eso que, sin pretender ofrecer lecciones de matemática, en vez de dividir o restar, mejor sería sumar y multiplicar, cuestión que se logra si cada aspirante mercadea sus propias potencialidades sin encargar a nadie el rol de verdugo de un posible contrincante.

El PRD se unirá o se mantendrá dividido en absoluta correspondencia con su situación interna y el grado de madurez que pueda dispensar su liderazgo. Es verdad que Leonel asusta a esa gente, pero su figura no une ni desune a la oposición política.

Que cada cual dentro y fuera del PLD señale su candidato de preferencia, en el entendido de que el rumbo electoral de ese partido estará siempre en la dirección que señalen Danilo y Leonel, quienes por suerte para la democracia dominicana, halan la soga en la misma dirección. Dejen tranquilo a Leonel.

Publicado por El Nacional el 23 de junio del 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s