Radiografia de un drama

El drama socio económico que se padece en comunidades fronterizas, el éxodo continúo de familias dominicanas acosadas por la miseria y exclusión, el incremento de haitianos en esas zonas desoladas, son descritos con crudeza en nueve reportajes publicados por El Nacional, cuyos contenidos deben provocar profunda reflexión de Gobierno y sociedad.

Las mayores metrópolis del país parecen desconocer o son indiferentes a la situación de fatalidad que se sufre en municipios y cantones rurales de las cinco provincias que conforman el hilo fronterizo, donde se resalta la ausencia de progreso económico o equidad social.

En esos reportajes se muestran ciudades habitadas hoy mayoritariamente por  inmigrantes haitianos porque  las familias dominicanas emigraron hacia otros lares, aguijoneadas por  la carencia de empleo,  tierra cultivable, servicios básicos, como  educación, salud y participación comunitaria.

En centros urbanos de mucha influencia económica, política  social se ignora que gran parte del presupuesto de los centros hospitalarios de Pedernales, Elias Piña, Independencia, Dajabon y Montecristi se invierte  en proveer asistencia a ciudadanos haitianos, residentes en esa región o asentados  en Haití.

Tampoco se ha difundido que miles de escolares cruzan la frontera para  estudiar sin ningún tipo de restricción en escuelas dominicanas, donde  además del pan de las enseñanzas reciben  desayuno escolar, libros y útiles, clara señal de la solidaridad que  ejerce una nación, injustamente acusada de  xenófoba o racista.

En esos reportajes publicados durante nueve días consecutivos, se resaltan el  que miles de familias haitianas  obtienen el sustento diario al participar en los mercados fronterizos que se levantan  en el lado este de la frontera, donde  adquieren  alimentos y mercaderías que luego revenden en territorio de Haití.

También se relata la tragedia que significa  el desmonte o deforestación de amplias  zonas  boscosas del suroeste a manos de grupos de haitianos y dominicanos que trafican con miles de sacos de carbón vegetal que se venden en Haití, una actividad de naturaleza criminal que reporta millones de pesos a  mafias dominico-haitiana, en las que participan autoridades civiles y militares.

El Nacional cree que ha cumplido con su deber con presentar a la sociedad dominicana a través de esa serie de reportajes una autentica radiografía social y económica de la región fronteriza, entre cuyos hallazgos principales figura el éxodo  continuo de dominicanos y el incremento de asentamientos haitianos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s