Fue cuestión de tiempo

Imagen

 

El dicho aquel de que el tiempo ayuda a despejar dudas o esclarecer errores es válido para la economía, como lo demuestran hoy los resultados de medidas opuestas que se aplicaron en Europa y República Dominicana, para afrontar la crisis financiera mundial que se desató a finales de 2007 en Estados Unidos.

El estallido de la crisis inmobiliaria en 2008 provocó con la quiebra en cadena de grandes bancos, como Lehman Brothers, el colapso de la plataforma industrial de Estados Unidos, el incremento del precio del barril de petróleo (US$133.9), de materias primas de origen agropecuario como maíz, soya.

A causa de esos factores externos, en 2007 se registró en el país una crisis alimentaria con severos incrementos en los precios de artículos básicos , carnes roja y blanca, grasas comestibles, pan, arroz, pastas alimenticias, lo que a su vez impactó de manera drástica el presupuesto o quintil de los sectores de menor poder adquisitivo.

Publicado por El Nacional el 07 de junio del 2014

Al fragor de la crisis y como resultado de la Cumbre en Washington del G-20, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aconsejó a gobiernos de países en vía de desarrollo incrementar el gasto público como forma de activar la economía y evitar la recesión. El Fondo aprobó crédito al Gobierno dominicano por US$2,500 millones para esos fines.

Al año siguiente, el FMI retornó a su viejo esquema de reducción drástica del Gasto Público y exigió al gobierno del entonces presidente Leonel Fernández que paralizara todas las obras públicas en ejecución e incrementara la tarifa eléctrica. Lo que obviamente el mandatario no aceptó.

La verdad es que si el gobierno del PLD se dejaba chantajear por el FMI y paralizaba obras como la construcción del Metro, autopista del Coral, Corredor de Santo Domingo, presas, acueductos, se perderían miles de empleos y la economía colapsaría totalmente.

Siete años después que la Unión Europea aplicó la receta fondomonetarista de enseñar al burro a no comer, el Banco Central Europeo admite su grave error y anuncia una serie de medidas que incluye reducir el tipo de interés al mínimo (0,15%) e inyectar 400 mil millones de euros para que los bancos presten dinero a empresas y familias.

Ante la cruenta crisis financiera mundial Europa escogió el camino de la construcción o reducción de la economía, mientras Estados Unidos y República Dominicana, optaron por incrementar el gasto como forma de evitar la recesión.

Hoy, después de sucesivas crisis y quiebras de Grecia, España, Portugal, Italia e Islandia, Europa reconoce su error y retorna al esquema que debió aplicar siete años atrás. Estados Unidos y República Dominicana retornaron al crecimiento económico, reactivación de la economía y recuperación del empleo. El tiempo se encargó de poner cada cosa en su lugar.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s