¿Se recibió el mensaje?

                            

 

Al advertir que el futuro de Haití está bloqueado, Le Nouvelliste, ha sugerido que el gobierno de esa nación promueva la  emigración de  entre 50,000  a 200,000  haitianos al año como única manera de mantener el estilo de vida de la economía que dice sobrevive solo con las transferencias económicas.

 

 No es común que en un editorial del más influyente periódico de Haití se  reclame fomentar la  migración masiva de haitianos, porque “cualquier otro lugar es mejor”, más aun si se sabe que el único camino a la vista seria cruzar la frontera.

 

El pedido o sugerencia de ese medio de comunicación vinculado con las elites económicas y políticas haitianas, coincide con el inicio del Plan Nacional de Regularización Migratoria, con la que el gobierno dominicano se propone contener o al menos reglamentar el flujo migratorio desde Haití.

 

Le Novelliste señala que el programa de reconstrucción post terremoto ha fracasado miserablemente y duda que pueda reanudarse en mejores condiciones, por lo que  pide a los haitianos “que dejen de soñar”, porque el mercado laboral no  absorberá a los haitianos que procuran  trabajar en el sector construcción.

 

Es por eso que ese periodico plantea “la necesidad de organizar, racionalizar, fomentar la salida  de 50,000 o 200,000 haitianos cada año en los próximos años”. Es obvio que más del 90 por ciento de esa masa de migrantes  tomaría  rumbo hacia Republica Dominicana.

 

Haiti no  tendría posibilidad de  abrir un puerto para que  sus nacionales emigren a La Florida, como ocurrió con el éxodo desde el Mariel, en Cuba, ni tampoco existe una ley en Norteamérica que  acoja  con los brazos abiertos la inmigración haitiana, como ocurre con los cubanos.

 

Duele decirlo, pero los haitianos no parecen  bienvenidos a las islas del Caribe, ni  en las liberales naciones de Europa, ni aun en Brasil, que ocupa casi la mitad del territorio de América, por lo que todos los caminos apuntan al cruce de la frontera.

 

 Con su estrambótica sugerencia de promover por la migración masiva, Le Nouvelliste interpreta cabalmente el propósito de la elite haitiana, de deshacerse  de la gestión de pobreza y precariedad, por lo que prefiere que otros países asuman el problema y  disfrutar de las remesas que  repatrian sus compatriotas. ¿Alguien dentro del gobierno dominicano ha captado el mensaje?

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s