El nuevo camino

María Bárcena, secretaria general de la Comisión de Estudios Económicos para América Latina (CEPAL), advirtió hace poco que la región enfrenta una encrucijada en 2014, de cambiar de rumbo en políticas públicas o sufrir un retroceso en los logros alcanzados en materia de inclusión social, por lo que ha recomendado inaugurar la era de los pactos sociales y económicos.

Joaquín Villalobos ha escrito en el diario español El País un artículo en el que advierte que en América Latina hay izquierdas sin políticas económicas y derechas sin oferta social, unos que reparten, pero no producen y otros que producen, pero no reparten, por lo que destaca el paralelismo entre el Consenso de Washington con políticas neoliberales y el proceso de inclusión social, con programas populistas.

En su 35 periodo de sesiones, la CEPAL ha acordado la creación de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social en América Latina y el Caribe, lo que se inscribe en las recomendaciones a que hizo referencia la señora Bárcena, sobre la necesidad de pactar para la redistribución del ingreso y la inclusión social.

Tanto Bárcena como el columnista de El País llaman la atención sobre la necesidad de un punto armónico entre distribuir sin producir y producir sin distribuir, que sería lo mismo entre el Consenso de Washington, cuyas políticas macroeconómicas de corte neoliberal produjeron el Caracazo, en Venezuela, durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, y la crisis política actual, causada por el afán de distribuir riquezas que no se han generado.

La CEPAL ha creado ese mecanismo subsidiario en un esfuerzo por mejorar las políticas nacionales de desarrollo social, así como la cooperación internacional reencauzada en la dirección de combatir la pobreza y la desigualdad, por lo que puede decirse que ese organismo apuesta por una izquierda latinoamericana más cercana a la realidad o una derecha compromisoria con cambios estructurales.

La verdad es que, como señala Villalobos, América Latina ha tenido notable avance en la consolidación democrática, pero con poco resultado en término de disminución de la pobreza, por lo que la región figura como una de las que presentan mayor nivel de desigualdad en todo el planeta. Lo grave del caso es que los gobiernos de izquierda y centro izquierda van en el camino que llevó al fracaso a los regímenes de derecha alineados con el Consenso de Washington, que “adelgazó al Estado y volvió obesos a pequeños grupos del sector privado”.

La reflexión sirve para señalar que el Gobierno del presidente Danilo Medina marcha por el camino correcto, al inaugurar la era de los pactos sociales y económicos.

Publicado por El Nacional el 10 de mayo del 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s