La era del consenso

                                 

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) ha advertido que los países de la Región enfrentan serias dificultades para  poder sostener o mantener los avances logrados en la reducción de la pobreza y el desempleo, mejoras en la educación, salud, protección social y estabilidad política, por lo que ha sugerido que los gobiernos reorienten sus estrategias de desarrollo sobre la base de la igualdad.

Muchos anos después, esa importante institución de Naciones Unidas (ONU) ha reconocido que no basta que las economías latinoamericanas y Caribe experimenten sostenido crecimiento a nivel del Producto Interno Bruto (PIB), si se agudizan los niveles de marginalidad económica y  exclusión social.

Es por eso que Alicia Cárdena, secretaria general de la Cepal, ha dicho que “la hora de la igualdad ha llegado para la región y que hay que crecer para igualar e igualar para crecer”, por lo que ha sugerido que los países diversifiquen sus economías aplicando políticas industriales  activas para lo que se requiere construir  pactos sociales con una visión de mediano y largo plazo.

La Cepal aconseja ahora  a los gobiernos promover un pacto fiscal que  ayude a incrementar  el ingreso público para  garantizar redistribución de  las riquezas; un pacto ambiental para  la sostenibilidad ambiental, que grave la contaminación y el consumo excesivo de energía proveniente de  combustibles fósiles, además de otro acuerdo  sobre  gobernanza de los recursos naturales para optimizar su contribución al desarrollo.

Antes de que esa Comisión de Estudios Económicos formulara tales recomendaciones, el gobierno del presidente Danilo Medina ha impulsado la concertación con la comunidad política, económica y social, acuerdos o pactos para el rescate del sector eléctrico, promover  la educación y sobre la fiscalidad, aunque solo  el convenio  sobre  políticas educativas ha  sido concluido.

La secretaria general de la Cepal ha hecho énfasis en la concertación de acuerdos sociales que  promuevan la inversión a través de incentivos a la industria y otro destinado a  consolidar políticas de promoción del empleo, que considera la llave principal para ingresar  al anhelado estadio de igualdad.

República Dominicana parece tener ventaja relativa  en la posibilidad de aplicar ese nuevo esquema de desarrollo sostenible basado en la igualdad, protección y  explotación racional de  recursos renovables y no renovables, incentivo a la inversión, generación de empleo, universalización de la seguridad social y  protección al medio ambiente.

Es este un oportuno llamado de la Cepal que debería ser correspondido con denodado entusiasmo por  el estado, gobierno, partidos políticos, sector productivo, sindicatos, academias y sociedad civil, porque  Republica Dominicana, como el resto de América latina tiene  hoy la disyuntiva de crecer o decrecer, de avanzar o retroceder. Los pactos  sociales, políticos, económicos, laborales y medioambientales son la vía y el camino.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s