Ver a Dios comer arroz

                               El arroz nuestro          

El Banco de Reservas anuncio que destinara cinco mil millones de pesos para financiar el programa de pignoración de la cosecha de arroz 2014-2015 estimada en más de 12 millones de quintales, cuyo almacenaje evita un desplome de precios del alimento emblemático en la mesa dominicana y de mayor significación social.

La producción  arrocera cultivada sobre una extensión de más de tres millones de tareas, satisface la demanda nacional e incide directamente sobre más de cien mil familias, entre productores, molineros, trabajadores, transportistas y suplidores, lo que refleja la importancia  estratégica de este rubro agrícola.

Además de Banreservas, que aporta más del  50%, otras instituciones financieras participan  en el Programa de Pignoración Arrocera, lo que eleva el monto disponible para productores y molineros  a más de ocho mil millones de pesos, lo que consolida  garantía de prevalencia de la banda de precios de sustentación aprobados por la Comisión Arrocera.

Se resalta que el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, ha dispuesto el pago de los intereses generados por ese financiamiento, lo que representa un  aporte vital para la sostenibilidad del sector  arrocero y para  la garantía  alimentaria  de la población.

Es menester llamar  la atención de  autoridades, productores y molineros hechos que en 2025, las importaciones de arroz procedentes de Estados Unidos y Centroamérica ingresarán al mercado dominicano libre de arancel, por vigencia del Tratado de Libre Comercio (RD-Cafta) lo que obliga a adoptarse desde hoy previsiones para  evitar un previsible colapso de la producción arrocera nacional.

Se requiere la creación de una Mesa del Arroz  sobre la cual  todos los  intervinientes en el sector  aporten  propuestas razonables para colocar a esa gran industria  en capacidad de competir con sus pares  estadounidenses y centroamericanos.

Diez  años transcurren más rápido que un pestañear de pollo, por lo que desde ahora es preciso introducir  nuevas variedades  en el cultivo de arroz,  inmunes a plagas que hoy  afectan a las tradicionales, además de completar el programa de nivelado de terreno mediante  el uso de la tecnología láser.

Al saludar la iniciativa de Banreservas, de  destinar  cinco mil millones de pesos al programa de pignoración arrocera, vale la pena llamar la atención sobre  la necesidad de  adecuar su producción y la comercialización al previsible escenario del libre comercio, la mejor  forma de  de

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s