DR-Cafta; !Llegó el lobo!

  lobo                                     

                               ¡Llegó el lobo ¡

Desde mucho antes de 2004, cuando se firmó el Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y Centro América (RD-Cafta), gobierno y sector productivo fueron advertidos sobre la necesidad de  cumplir  de manera irrestricta con un cronograma de competitividad para poder afrontar los desafíos que conllevaría la desgravación total de  las líneas arancelarias  contenidas en ese convenio.

Para 2015, un total de 962 productos, correspondientes a 1018 líneas arancelarias ingresarán  al mercado dominicano libre de impuesto o con arancel cero, lo que significaría  perdidas de  cientos de empleos por falta de competitividad  de productores nacionales frente a sus pares estadounidenses y centroamericanos.

Antes de ese tratado, el intercambio comercial de Republica Dominicana con Estados Unidos y la mayoría de los países  de Centroamérica, arrojaba un  superávit,  panorama que se ha revertido, lo que ha agravado el  déficit crónico  en la  cuenta corriente de la balanza de pago, lo que en vez de aliviarse tiende a agravarse.

En este año, el 97% del total de líneas arancelarias contenidas en el RD- Cafta ingresara  al libre comercio, lo que significa que productos tales como varillas, cementos, puertas, ventanas, losetas, libros y productos  para la higiene personal,  pasaran por las aduanas sin pagar impuestos, mientras las manufacturas nacionales confrontan problemas a causa de la elevada tarifa eléctrica y la áspera  burocracia.

En vez de aprovechar un vasto mercado integrado por 350 millones de consumidores, la industria dominicana confronta serias dificultades para  evitar que  las importaciones  la despojen del mercado interno por falta de competitividad. Aquí se recrea el cuento del que tantas veces emitió falsa alarma sobre la llegada del lobo, hasta el día de hoy cuando el feroz animal se avizora a las puertas de las aduanas.

Al ministro de Industria y Comercio, Jose del Castillo, le asiste toda la razón, al señalar que el RD-Cafta significa también una  excelente oportunidad para que los productores dominicanos puedan incrementar sus importaciones, pero es obvio que  se hace tarde, a menos que no se redoblen esfuerzos desde  gobierno y sector privado.

Duele decirlo, pero Republica Dominicana ocupa el puesto 105 en el ranking global de competitividad, muy rezagado respeto a Estados Unidos (5), Costa Rica (54), Guatemala )86), El Salvador (97), Nicaragua (99) y solo delante de Honduras (111), lo que obliga  a trabajar  día y noche para revertir tan difícil situación.

Todavía hay tiempo para que  los  sectores  agrícolas, pecuarios, industrial,  agro industrial unifiquen esfuerzos conjunto al Gobierno y procuren no solo los niveles de competitividad para  defender  su prevalencia en el mercado local,  sino también para  aumentar las exportaciones de bienes hacia Estados Unidos y Centroamérica. De que se puede, se puede.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s