Economía de fantasía

Editorial

                                                               Economía de fantasía

 El déficit de la balanza comercial de República Dominicana con Estados Unidos  ronda los tres mil millones de dólares anuales, en tanto que el intercambio comercial con Suramérica, Asia, Centroamérica y el Caribe también es desfavorable, lo que obliga a Gobierno y sector productivo a reflexionar sobre cómo revertir ese cuadro desolador.

Desde comienzo de siglo, el déficit comercial con Estados Unidos  ha superado los 16 mil millones de dólares, situación que se  ha agravado a partir  de la puesta en vigencia del Tratado de Libre Comercio RD-Cafta.

Las exportaciones dominicanas al mercado estadounidense cayeron en 3013 en 4.1%, mientras que las importaciones subieron un 5%, lo que consolida una tendencia al déficit que se prolonga por 13 años,  a pesar de que el país se erige  como el principal social comercial de  esa mega economía entre las economías de Centroamérica y el Caribe.

En 2012,  el valor de las importaciones  desde  el Caricom ascendieron a  mil 589 millones de dólares y las exportaciones  de solo US$160 millones, con el agravante de que  Republica Dominicana se ha convertido en exportador neto de capitales hacia el Caribe con la adquisición de tres plantas cerveceras y  la posible instalación de una metalúrgica.

El pronunciado déficit  en la relación de ingreso y egreso de dólares a la economía, se alivia en algo con los  ingresos por remesas, turismo e inversión extranjera directa, por lo que se requiere que Gobierno y sector productivo  aúnen esfuerzo para promover y diversificar el comercio exterior.

La participación de las exportaciones dominicanas Estados Unidos  ha disminuido  de 50 centavos de dólar por cada cien  que importa ese mercado,  mientras se incrementan las importaciones, especialmente en bienes terminados dirigidos al consumo y no a la producción de bienes y servicios.

Ha llegado la hora de precisar cuál será el papel de la agropecuaria, la agroindustria y la industria en una canasta ideal de oferta exportable y que hacer para  romper el círculo  vicioso en los términos de la balanza comercial con Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe. ¿Acaso  el remedio seria retornar a la economía del postre,  del cacao, azúcar, café y tabaco?

 Es claro que Republica Dominicana  urge reorientar su economía en base a una agresiva política de promoción del comercio exterior que conjure los crónicos déficits comerciales, porque no se puede  insistir en un fantasioso modelo de desarrollo basado en privilegiar las importaciones y desalentar las exportaciones.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s