Tanto Veneno

veneno
No es posible vivir con tanto veneno a menos que  se anhele tener espíritu de serpiente, pero aun así sería conveniente saber administrar el caudal de tóxico que pueda generar un alma en pena para  saber dónde colocar sus ponzoñas y evitar intoxicarse a sí mismo en unos de esos frecuentes vómitos de líquido letal.
Desde que  Leonel Fernández puso en marcha su cruzada contra la especulación financiera internacional, no pocos  mentados líderes de opinión la emprendieron contra  esa iniciativa que consideraban no  debería ser impulsada por  el gobernante de una republiquita porque  esos asuntos son reservados a las grandes potencias y líderes mundiales.
Al cabo de un tiempo,   recibió respaldo  de más de 70 jefes de Estado y de organismos internacionales, incluidos el rey  Juan Carlos de Borbón, la canciller alemana  Angela Merkel, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy y el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon. A pesar de que Alemania, Francia y  el Banco Central Europeo han reclamado aplicar medidas regulatorias para  restringir la especulación con activos financieros, en este traspatio se  procura llevar a la hoguera  al mandatario dominicano porque ha puesto  su buen ganado prestigio al servicio de una causa justa.
Uno de esos líderes de opinión que puso en entredicho la definición de  charla magistral  conferida a la disertación que sobre el tema  pronunció el jefe de Estado, exhibió por televisión una lista de productos agrícolas que según él  han aumentado de precios, por lo que  exigió que el Presidente  debió quedarse en el país para  procurar disminuir  los precios de  tubérculos y musáceas.
No valió siquiera que  Fernández  estimara en más de cuatro mil millones de dólares el sobreprecio que ha tenido que pagar la economía dominicana por las importaciones de petróleo a causa de la especulación con  ese producto,  que al igual que  los alimentos  han sido convertidos en activos financieros. Las ponzoñas de esa gente se usan solo para  clavarlas en la epidermis del Presidente.
Por suerte, el secretario general de la ONU dijo que la propuesta de resolución  del presidente dominicano para que  garanticen  transparencia de los mercados y estabilidad  de los precios  de los alimentos, estará en la agenda de  ese organismo con clara voluntad de ser aprobada.
Quizás ese grupo de notables comunicadores  y académicos llegue a entender  el alcance de la cruzada presidencial, si pueden asimilar frase tan sencilla como  que la ONU  declare, en beneficio del género humano,  que los alimentos  no puedan ser considerados como un activo financiero.
A esa gente hay que recordarle que  Samora Machel, Patricio Lumumba y José Francisco Pena Gómez,  lograron ascendencia internacional a pesar de provenir de repúblicas bananeras. La verdad es que debe ser difícil vivir con tanto veneno.
Publicado por El Nacional el 24 de Septiembre del 2011

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s